saltar al contenido

La oportunidad del capital riesgo

Óscar Ugarte, Director Gerente de Seed Capital Bizkaia

Las sociedad gestoras se involucran en el futuro de sus compañías.  La Diputación Foral de Bizkaia impulsa este tipo de inversiones en pymes a través de la sociedad Seed Capital Bizkaia

Uno de los principales compromisos adquiridos por la Diputación Foral de Bizkaia es promover el sector empresarial y el desarrollo de la innovación con el fin de afianzar un entorno económico sólido, que cree empleo y riqueza para toda la sociedad.

Para ello resulta esencial apoyar en materia financiera y en cuestiones de gestión los primeros pasos de las nuevas empresas y el desarrollo de proyectos en las ya existentes.   La Diputación Foral de Bizkaia posee varias entidades destinadas a impulsar la actividad empresarial entre ellas se encuentra la sociedad de capital riesgo Seed Capital Bizkaia.

En una coyuntura económica como la actual, la obtención de financiación es uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las empresas, especialmente las pymes, bien a la hora de iniciar su actividad como a la de desarrollar nuevos proyectos. En este contexto, la vía del capital riesgo constituye una de las mejores alternativas para proveer de claves e instrumentos financieros que posibiliten un mejor futuro a las pymes en general y más en concreto a proyectos innovadores, proyectos en fase de internacionalización, proyectos sociales y micropymes del territorio histórico de Bizkaia.

Además, la nueva regulación de las sociedades de capital riesgo que establece la Ley 22/2014, de 12 de noviembre, que sustituye la del año 2005, mejora la adaptación de estas entidades a las necesidades de los emprendedores. La nueva ley aporta, entre otras, las siguientes novedades de especial interés para el emprendedor:

  1. Flexibiliza el régimen financiero de las entidades de capital riesgo, permitiendo un abanico más amplio de instrumentos financieros para la inversión.
  2. Crea la figura de las Entidades de Capital Riesgo Pyme (ECR-Pyme), que permite a estas sociedades invertir un 70% de su patrimonio en participaciones de pymes, tomar parte en su gestión y hacer labores de asesoramiento.
  3. Amplía el ámbito de aplicación de la ley a toda entidad de inversión colectiva de tipo cerrado, con aportaciones predefinidas y reparto de retornos entre los inversores.
  4. Reduce significativamente el régimen de intervención administrativa de la CNMV sobre las entidades de capital riesgo y las entidades de inversión colectiva de tipo cerrado.

Desde Seed Capital Bizkaia se entiende que estos cambios legislativos brindan mayores oportunidades para ayudar a fortalecer el tejido empresarial. Al amparo de ellos, esta sociedad gestora de capital riesgo ha articulado nuevos instrumentos financieros de apoyo al emprendimiento que pretenden dotar a la estructura de gestión de las compañías, de la flexibilidad y la cintura económica necesarias para responder a las necesidades presentes y, también, para salvar las complicaciones que pudieran presentarse. En última instancia y con la convicción de que nos va algo a todos hemos de procurar el éxito de estas iniciativas emprendedoras.