saltar al contenido

Inversión en nuevos negocios para superar la crisis

Vista desde arriba de un taller mecanizado con varias máquinas

El capital riesgo fue la alternativa elegida para apoyar el nacimiento en 2014 de Metal Group, dedicado a mecanizados de piezas y fundición

Ser emprendedor no es una tarea fácil .Conseguir, además, que tu proyecto se pueda desarrollar y consolidar en el panorama empresarial, mucho menos. Además, entre otras cosas, de talento, esfuerzo o sacrifico, no debe faltar nunca una gran dosis de ilusión y motivación para no decaer, sobre todo, en los momentos difíciles que cualquier empresa atraviesa a lo largo de los años. De eso, sabe mucho Antonio Román. Dirige Metal Group, que está integrado por las empresas Metal Performers y Metal Smelting.

XXV Aniversario

La aventura emprendedora comenzó en 1991 con Metal Performers, así que este próximo mes de octubre cumplirán 25 años de su fundación. Una larga trayectoria que merece el reconocimiento al trabajo bien hecho. Han pasado por muchas fases, la mayoría, de crecimiento, aunque la crisis también afectó a la empresa. Durante dos años, aproximadamente, tuvieron que recurrir a la regulación de empleo y, conscientes de que sus clientes no tenían expectativas de crecer, no dudaron en apostar fuerte. Aprovecharon la coyuntura económica para dar un salto importante. “Decidimos invertir en nuevos negocios, buscar nuevas oportunidades. No es fácil, pero esta vez se dieron las circunstancias y salió bien. Empezamos en 2011 comprando una primera empresa y, en 2013, hemos adquirido la última. Estamos ahora mismo cerca de 300 empleados y hemos pasado de facturar 12 millones de euros a 42”.

Crisis económica

Detalle de máquinaPero esta situación, no le hace olvidar los momentos tan complicados que atravesaron en 2008. “Fue durísimo para nosotros. Tuvimos que reducir la plantilla a la mitad, de 110 personas bajamos a 56. Afortunadamente, nos encontrábamos financieramente estables y con buenas relaciones laborales y, después de seis meses, fuimos recuperando, poco a poco, al personal“.

Justo en este momento de supervivencia, buscaron el respaldo institucional para hacer frente a la inversión que requería la compra de nuevas empresas que aportaran un `valor añadido´ a lo que estaban realizando. El capital riesgo fue la alternativa elegida para una ampliación de capital. Con la ayuda de Seed Capital Bizkaia y de la Spri, lo consiguieron. En 2014, se realizó la fusión de las empresas y el nacimiento de Metal Group, dedicado a mecanizados de piezas y fundición. “Nos ayudo mucho para poder realizar la inversión. Era un proyectos ambicioso pero arriesgado y la evaluación fue dura, pero conseguimos el respaldo institucional” de un plan de gestión a tres años que han logrado cumplir. “Era un plan conservador porque debía ser realista y lo hemos superado en un 35%. Es muy importante realizar planes de gestión, revisarlos continuamente y no dudar en cambiarlos si hace falta”.

Plan de gestión 2016-2018

Tras estos últimos años, 2016 es de transición para la empresa. Su principal objetivo es buscar estabilidad, ya que los resultados de las inversiones suelen llegar a los tres o cuatros años de haberlas realizado, periodo en el que se sabe realmente si lo invertido está dando frutos. “Lo mejor –no duda Antonio– es que estamos vivos y hacemos lo que queríamos hacer. Hay que tener en cuenta que en nuestro plan de gestión partimos de no vender nada a nivel internacional y, en estos momentos, nuestra exportación alcanza la venta del 69% de primeros equipos en todo el mundo“.

Las piezas que fabrican están enfocadas a sectores como los de la automoción, la energía eólica o la generación de energía, entre otros. “Hay que ser muy atractivos porque competimos con países con costes muy bajos”, añade Antonio, quien asegura que, en estos momentos, van cumpliendo las previsiones del actual plan de gestión elaborado a dos años vista, hasta 2018. Los retos son crecer un 30% más en facturación, ajustar los gastos y controlar el endeudamiento, así como potenciar el comercio con otros países, como México, Brasil o Argentina. “Todo ello, nos posibilitará realizar nuevas inversiones. De hecho, ya estamos pensando en las de los próximos años. Vamos a seguir haciendo cosas; no nos vamos a acomodar“.