saltar al contenido

La microfinanciación respalda el desarrollo de Luciaren Etxea

Pared de un lateral de un caserío, diversos aperos de labranza y una gallina

Los responsables de la firma alimentaria visitan Gran Bretaña para contrastar nuevos métodos de cría, producción y alimentación

En busca de la internacionalización, en la empresa Luciaren Etxea se trabaja en elaborar un producto totalmente artesano ecológico con denominación de origen que se sirve en los mejores restaurantes vascos. No hay descanso ya que desde su producción hasta su entrega a domicilio, todo, se realiza a mano.

El modelo de negocio lo tenían claro pero como otros muchos proyectos que se ponen en funcionamiento, no tuvieron un fácil inicio. Llevan siete años en la pelea y hace uno necesitaron recurrir al respaldo del Ente foral para seguir adelante. La microfinanciación era una de las opciones para continuar cumpliendo etapas. El nuevo reto no es otro que la mejora constante. Por ello, no han dudado en abrir fronteras y testar otras opiniones y maneras de trabajar la producción de huevos artesanos ecológicos, por ejemplo; en tierras inglesas.

“Es un `dejar huella´ o marca Euskadi en el entorno de Gran Bretaña y además aprender y contrastar métodos de cría, producción, alimentación y demás interés para nosotros.” Y para conseguirlo han visitado a cocineros de la talla de Heston Blummental o Ash Mair (Máster chef 2013 Inglaterra). “Solo se trata de mover algunas muestras y tratar de posicionar la calidad denotada que manejamos en cocinas internacionales”, indica Miguel Ángel López, responsable de la empresa.

Producto artesano ecológico

En un paraje natural, bello, en plena naturaleza del Txorierri se encuentra Luciaren Etxea. El entorno es uno de los mejores para el cuidado y mantenimiento de los huéspedes de esta empresa familiar de Larrabetzu: ni más ni menos que alrededor de 2000 gallinas que proporcionan una producción de huevos natural, artesana, ecológica y con denominación de origen.

Todo ello, gracias al esfuerzo, dedicación, y muchos cuidados de Irene, Miguel Ángel y su hija Lucia. A esta aventura innovadora se unieron más tarde, Gotzone, Mikel y Lorena, que ayudaron a implantar otra explotación en Ajangiz. Así han ido sumando nuevas inquilinas en su granja. De las iniciales 25 gallinas autóctonas, concretamente de raza marraduna, a 50, 100 y en la actualidad cuentan ya con 2500 aves. Este tipo de gallina es una variedad de la denominación de origen Euskal Oiloa, considerada en peligro de extinción por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Su producción es tan selecta que hablamos de unas 6.000 docenas al mes del huevo ecológico normal, el de gallina híbrida roja tipo Isa Brown o Lohman, y de unas 300 docenas al mes del de Euskal Oiloa.

Modelo de negocio

La producción de Luciaren Etxea es de una calidad excelente; no en vano, se consiguen sin ningún tipo de maquinaria; todo el trabajo es realizado a mano. “Las gallinas se alimentan de piensos no transgénicos elaborados con productos provenientes de la agricultura ecológica”, asegura Miguel Ángel, propietario de la granja que dejó su profesión de Ingeniero para dedicarse junto con su familia en cuerpo y alma al trabajo en la granja. Dedicación exclusiva porque así lo requiere este producto del sector primario.

Hoy en día, son proveedores de los mejores restaurantes de Euskadi. Eneko Atxa fue el primero en depositar su confianza en los denominados ` huevos de oro ´ por su exquisitez, sabor y textura para el deleite del paladar de los comensales. “Ser proveedor del restaurante Azurmendi -afirma- era y es un orgullo, nos abrió las puertas a la alta gastronomía y ahora prestamos nuestro servicio a otros grandes de nuestra cocina como Fernando Canales, Sergio Ortiz de Zárate, Aitor Basabe, al mismo Aizian…” Todos han sucumbido a la calidad de estos huevos artesanos. Su singular proceso de producción y su sistema manual de recogida, empaquetado y servicio son los factores diferenciales que permiten a Luciaren Etxea gozar de un merecido prestigio.

En la actualidad, también se pueden encontrar en tiendas propiamente ecológicas, delicatessen, carnicerias de Label Vasco… Los precios varían según los tipos de huevos: hay de 4,5 euros la docena y otros de 6 euros, que corresponde a la denominación Euskal Oiloa eko, Luciarenetxea artisau.